Cartel de Concierto de Pokey LaFarge en Madrid

 

Concierto de Pokey LaFarge en Madrid

Este concierto ya ha pasado

 

  • Jueves, 16 May del 2019, 22:00 h.
  • Precio: 15€ Anticipada
  • Ver alojamiento cercano en Booking

En Sala Boite Live

Madrid (Madrid)
c/ Tetuan, 27
Cómo llegar, descripción...

Valoración de concierto es 0.00 de 5 basado en 0 votos.

Pokey LaFarge es un músico, un contador de historias, un sentidor de sentimientos. Un narrador de la desordenada e intrincada experiencia americana. Se sienta, observa, y escribe sobre ello. Cualquier cosa que merezca la pena que ocurra, ocurre en sus canciones. Como la genealogía de escritores e intérpretes de la que desciende, la música no es algo que haga, es algo que es. Comenzó desde los escenarios más pequeños que alguien pueda imaginar; tocando en la calle. Se mudó a la costa oeste persiguiendo los fantasmas de Steinbeck y los escritores beat. Comenzó a tocar bajo el frío de Madison, Wisconsin. Aprendió a tocar la mandolina en Kentucky, y el violín en la humedad sofocante de Asheville, en Carolina del Norte. Allí conoció a unos tipos que le animaron a viajar a St. Louis a tocar con ellos. Pronto se convertirían en su banda de acompañamiento, los South City Three. Desde su debut en 2006, LaFarge ha sido un especímen difícil de catalogar. Se crió con una dieta sana rica en blues, bluegrass, ragtime, western swing y viejo country – y una afinidad por la moda de hombre anterior a los años 50- y sin embargo no puede decirse que pueda ser considerado una pieza de museo o alguien perdido en el tiempo. Totalmente atemporal, y de un refinado buen gusto, sus influencias abarcan un amplio rango de ritmos cuyo cariz poética está ligado a la esencia del jazz. Hoy es una de las figuras clave del neotradicionalismo musical americano, que da un paso más allá para convertirse en un referente de toda una nueva generación de músicos capaces de convertir el sonido del pasado en el futuro de la música de raíces.

   

Video relacionado del concierto


Comentarios - Opiniones - Críticas